Leyenda

La forja de un mito

Eloy Lecanda fundó, en 1864, la bodega que simboliza la leyenda dorada del vino tinto español. En toda su larga historia ha pertenecido a diversos propietarios, aunque ha mantenido siempre una personalidad indiscutible, elaborando vinos concentrados, maduros, generosos y extremadamente elegantes.

Descubra cómo se forja un mito único en la cultura europea del vino.

1848. Adquisición de terrenos

La historia de este pago se inicia en 1848 cuando Toribio Lecanda, hacendado de origen vasco, compra al Marqués de Valbuena una finca de 2.000 hectáreas dedicada a actividades agrícolas y ganaderas.

1864. Fundación de Vega Sicilia

Eloy, hijo de Toribio Lecanda, fundador de la bodega Vega Sicilia en 1864, compra en Burdeos 18.000 sarmientos de cabernet sauvignon, malbec, merlot y pinot noir, destinados a la elaboración de brandy y ratafías. En 1876, en la Exposición de Filadelfia, Lecanda obtiene un certificado de calidad por sus brandies. Aquel mismo año, consigue ser proveedor de la Casa Real y en 1880 obtiene la Gran Cruz de Isabel la Católica. Y todo sin que haya nacido todavía el tinto que hará famosa a la firma.

1904. Incorporación de Domingo Garramiola

Adquirida la finca por la familia Herrero, la da en alquiler a Cosme Palacio, de cuya mano llega a la bodega Domingo Garramiola, personaje crucial en la historia de Vega Sicilia.

Domingo Garramiola "Txomin" nace en Marquina-Echevarría el 1 de octubre de 1878. En Vega Sicilia, Domingo emplea técnicas bordelesas para vinificar, renueva las barricas de crianza y, sobre todo, dedica grandes esfuerzos a la limpieza de los lagares.

1915. Nacimiento de dos vinos excepcionales

El duro trabajo de Txomin Garramiola da su fruto en 1915, con el nacimiento de dos vinos excepcionales: Vega Sicilia y Valbuena. Se trata de unos caldos que siguen el modelo de lo que en aquella época se estilaba en La Rioja: envejecimientos prolongados en tinas y barricas de madera y embotellado según llega el pedido.

La distribución de estas primeras botellas comienza a realizarse entre la alta burguesía y la aristocracia, pero no como un objeto comercial. Los propietarios de la bodega ofrecen estos vinos como regalo a los buenos amigos de la familia. Así comienza a forjarse la leyenda del vino más exclusivo de España, puesto que no puede adquirirse con dinero, sino con amistad.

1929. Premio en la Exposición Universal

Los vinos Vega Sicilia alcanzan un gran reconocimiento público gracias a premios como el de la Exposición Universal de Barcelona en 1929, concedido a las cosechas de 1917 y 1918.

1933. Fallecimiento de Domingo Garramiola

Rodeado de su familia y en su casa de Vega Sicilia, en 1933 fallece Domingo Garramiola. El bodeguero deja una marca muy personal en el mejor vino clásico de España. Se encarga la responsabilidad de continuar con su labor a su estrecho colaborador Martiniano Renedo.

1956- Jesús Anadón llega a Vega Sicilia

Jesús Anadón se incorpora a las bodegas en 1956. Gerente de la firma durante varias décadas y hombre trascendental en Vega Sicilia, pone en marcha más tarde la Denominación de Origen Ribera del Duero.

1982. La familia Álvarez adquiere Bodegas Vega Sicilia

La etapa actual se inicia en 1982, cuando David Álvarez adquiere la bodega y los viñedos al empresario venezolano Miguel Neumann. Desde ese año la familia Álvarez Mezquíriz ha desarrollado una política de armonización de las corrientes innovadoras que exige el sector vinícola con el modo de hacer tradicional. Se ha ampliado la superficie de viñedos y se ha producido un proceso de modernización tanto del interior como del exterior de la bodega.

1985. Jubilación de Jesús Anadón

Con Jesús Anadón se jubila un hombre que asume de modo muy personal la responsabilidad gerencial y enológica de Vega Sicilia. A su marcha, Pablo Álvarez toma plena posesión de la dirección general de la bodega; del área enológica se responsabiliza Mariano García, ayudante de Jesús Anadón desde su incorporación a la empresa en 1968.

1992. Creación de Bodegas Alión

Las pesquisas llegan a las puertas de Bodegas Liceo, una firma fundada en 1990 y situada en Peñafiel (Valladolid). La bodega prácticamente acaba de estrenarse y cuenta con todos los requisitos tecnológicos que se busca. Tras largas conversaciones, el 5 de noviembre de 1992 la familia adquiere la bodega.

Ha nacido Alión, un nombre con gran carga emotiva ya que corresponde al concejo leonés en el que nació el patriarca de la familia, David Álvarez.

1993. La familia Álvarez llega a Hungría

En 1993 Vega Sicilia funda Tokaj Oremus. A la tradición histórica de ambos vinos se suma la personalidad de la familia Álvarez. Pablo Álvarez, director general de Vega Sicilia, es también el responsable de este nuevo proyecto. Con gran atención y un profundo respeto se estudia el vino, su significación, la laboriosa elaboración, las prácticas históricas... También se busca un equipo de profesionales con experiencia y un buen conocimiento de las características de los vinos de la región.

Siempre respetando las tradiciones del Tokaj, desde el momento de la fundación hasta la actualidad, la familia Álvarez ha realizado en Tokaj Oremus considerables inversiones en aras de elevar el nivel técnico del tratamiento de la uva y de los equipos vinícolas, para elaborar los mejores vinos posibles. El objetivo de la familia Álvarez es devolverle su antigua grandeza a este viñedo, uno de los mejor ubicados, emblemáticos y significativos de Tokaj.

1998. Consolidación de un equipo de enólogos expertos

1998 es el año de la incorporación de Xavier Ausás a la dirección técnica del grupo de bodegas, después de trabajar seis años como enólogo de Vega Sicilia. Xavier junto con Begoña Jovellar, es el padre, maestro y educador de los vinos de la empresa.

2000. Primum Familiae Vini y Vega Sicilia

Primum Familiae Vini, organización formada por las doce bodegas familiares de mayor prestigio internacional, entre las que ya se encuentra Vega Sicilia, celebra su reunión anual en la finca y bajo la presidencia de Pablo Álvarez.

El 2000 es también el año en que finaliza el proceso de renovación y modernización de la bodega.

2001. Compra y constitución de Bodegas Pintia

Bodegas Pintia es el nuevo proyecto que impulsa Vega Sicilia. El deseo de la familia Álvarez es elaborar el mejor vino en Toro, una denominación que imprime a los vinos corpulencia, exotismo, explosión de aromas, modernidad y carácter.

Para ello, desde la cosecha de 1997 se han comprado 70 hectáreas de viñedo en diferentes localidades de esa Denominación de Origen. Después de cuatro años de estudio del concepto de vino, en el 2001 se empieza a vinificar con fines comerciales. La estrategia de esta nueva bodega es común a todas las del grupo: impulsar vinos con personalidad y alta calidad, que implican producciones de vino limitadas.

historia
Forja Adquisicion Fundacion Domingo Unico Exposición Txomin Jesus Familia Jubilacion Bodegas Tokaj Equipo Primum Pintia

© Bodegas Vegaa Sicilia

Español / English